Cuna de la inmundicia - Los ojos de serpiente y los venenosos - Canciones

Cuna de la inmundicia - Los ojos de serpiente y los venenosos

"The Snake-Eyed and the Venomous", escrito por Paul James Allender, Daniel Lloyd Davey, Charles Hedger y Dave Pybus ...
Me ven alli
Sus ojos están en todas partes.
Olfateando la ropa para la tierra.
Siento su mirada ardiente
Ese odio más tarde estallará
Y retorcerse sobre sus mujeres llenos de dolor.

Tinta mágica de encaje con veneno, críticos.
Lechado de los dientes del bebé
Aunque los golpes mordaces son tan artríticos
Cuando se ponen en una repetición lenta

Ellos saben que me importa
Olor nubes de tormenta en el aire
Silbando en lo más alto de mi corazón
Pero aunque me atrevo
La ruta negra teñida de pelos partiendo.
Yo prefiero no tentar al carrito de manzana envenenado.

Siento dos agujas subiendo
Los ojos de serpiente están hipnotizando.
Sé que se ven, despreciando.
Todo lo que poseemos.

Siento dos agujas subiendo
La verdad siempre es cegadora.
Sus mentiras, poco apetecibles.
Toxinas para digerir

Ellos engendran pesadillas
Caballos oscuros de la desesperación.
Tomando cursos retorcidos en el arte.
Y yo estuve alli
Apostar mis huesos sobre asuntos graves.
Tendría sus agallas para ligas desde el principio.

Siento dos agujas subiendo
Los ojos de serpiente están hipnotizando.
Sé que se ven, despreciando.
Todo lo que poseemos.

Siento dos agujas subiendo
La verdad siempre es cegadora.
Sus mentiras, poco apetecibles.
Toxinas para digerir

No es sin odio arrastrarse a la basura
Como otros menos basiliscos vuelan
Y los hermanos se abrazan a los pechos de un silfo.
Como sus amores reales se deslizan para morir.
Así que derramando piel muerta, trabajando los verdaderos colores sueltos.
Renovando el rojo en sus ojos.
Se enrollan como el pecado dentro de la excusa de adelgazamiento.
A sangre fría para agudizar las mentiras.

Serpientes inciviles, engañadores de la raza.
Cabezas de pezones barnizadas con fiebres.
Enredaderas de serpientes en nuestros sueños.
De Edén, huye antes de que nos referimos.
Para tirar los gusanos con las aguas.
Lleno de odio desovado
Y poner una espada para girar y matar.
Todas las víboras a las puertas del alba.